La antigua quesos

La antigua quesos se remonta a la época de los romanos, cuando se introdujo en la Peninsula Ibérica. Se elaboraba con leche de oveja y se cree que su origen se encuentra en la zona de la actual Grecia. Se trata de un queso fresco, de sabor suave y textura blanda. Se consume en muchas partes del mundo, aunque es especialmente popular en España.

Historia

La antigua quesos tiene una larga historia que se remonta a la época de los romanos. Se cree que fue introducido en la Peninsula Ibérica por los romanos, y que su origen se encuentra en la zona de la actual Grecia. Se trata de un queso fresco, de sabor suave y textura blanda. Se consume en muchas partes del mundo, aunque es especialmente popular en España.

La antigua quesos se elabora con leche de oveja y se caracteriza por su sabor suave y su textura blanda. Se consume en muchas partes del mundo, aunque es especialmente popular en España. Se puede encontrar en la mayoría de los supermercados y tiendas de alimentación.

La antigua quesos es un queso fresco, de sabor suave y textura blanda. Se consume en muchas partes del mundo, aunque es especialmente popular en España. Se puede encontrar en la mayoría de los supermercados y tiendas de alimentación. Se suele consumir en sandwiches o acompañado de frutas y verduras.

Receta de la antigua quesos

Ingredientes:

-1/2 litro de leche

-1/4 de cuarterón de cuajo

-1 cucharada de sal

-1/2 cucharadita de azúcar

-1/4 de litro de nata

Preparación:

Poner la leche en un cazo y calentarla hasta que esté tibia. Añadir el cuajo y remover hasta que se disuelva. Añadir la sal y el azúcar, y remover hasta que estén disueltos. Dejar hervir a fuego lento durante unos minutos, removiendo de vez en cuando. Retirar del fuego y añadir la nata. Remover hasta que esté incorporada. Dejar reposar durante unos minutos para que se enfríe un poco. Colar la mezcla para eliminar los posibles grumos. Verter en un molde y dejar enfriar completamente. Tapar y refrigerar durante unas horas antes de servir.

La antigua quesos es un queso fresco, de sabor suave y textura blanda. Se elabora con leche de oveja y se caracteriza por su sabor suave y su textura blanda. Se consume en muchas partes del mundo, aunque es especialmente popular en España. Se puede encontrar en la mayoría de los supermercados y tiendas de alimentación. Se suele consumir en sandwiches o acompañado de frutas y verduras.