Sabadell quesada

El sabadell quesada es uno de los postres más típicos de la gastronomía de Barcelona. Una receta que se ha traspasado de generación en generación y cuyo origen se remonta a principios del siglo XIX.

Se trata de un dulce con forma de cuenco relleno de mermelada, crema pastelera y fruta natural. Esta delicia se ha convertido en una de las recetas más demandadas y representativas de la ciudad condal.

Historia de Sabadell Quesada

El origen de esta receta se remonta al año 1810, cuando se comenzó a elaborar en la ciudad de Sabadell. Este dulce fue creado por una familia que se dedicaba a la repostería y que decidió mezclar su creatividad con el tradicional queso de cabra. Esta mezcla les permitió crear una receta única, que pronto comenzó a ser muy apreciada en la región.

La receta se hizo tan famosa que se comenzó a vender en los mercados locales y en los establecimientos de la ciudad. Esta popularidad se extendió a lo largo de los años y el sabadell quesada se convirtió en uno de los postres más demandados de Barcelona.

Lugares de Consumo

Este postre se puede encontrar en muchos lugares de la ciudad. Desde restaurantes tradicionales hasta cafeterías y bares. También es posible encontrarlo en establecimientos especializados en repostería, donde se puede adquirir tanto una porción individual como una tarta entera.

El sabadell quesada también es uno de los postres más populares en las ferias y mercados locales. Estos eventos suelen contar con puestos especializados en la repostería tradicional de la ciudad, lo que permite a los visitantes probar este delicioso postre.

Receta del Sabadell Quesada

Ingredientes

– 200 gramos de queso de cabra
– 500 gramos de mermelada
– 250 gramos de crema pastelera
– 250 gramos de fruta natural
– 1/2 taza de azúcar

Preparación

1. En un recipiente, mezcla el queso de cabra y el azúcar hasta obtener una masa homogénea.

2. Divide la masa en porciones y moldea cada una de ellas en el fondo y los laterales de una tartera.

3. Luego, cubre el fondo y los laterales de la tartera con la mermelada.

4. Vierte la crema pastelera y la fruta natural sobre la mermelada.

5. Hornea durante 20 minutos a 200 grados.

6. Saca del horno y deja enfriar.

7. Sirve y disfruta.

El sabadell quesada es uno de los postres más populares de Barcelona. Esta receta se remonta al principio del siglo XIX y ha sido reconocida a nivel nacional por su sabor único.

Es un postre ideal para compartir entre familiares y amigos y su preparación es sumamente sencilla. Si estás de visita en la ciudad, no puedes dejar de probar el sabadell quesada, una delicia que seguramente te encantará.