Tarta de queso philadelphia con gelatina

La tarta de queso Philadelphia con gelatina es una receta que se ha hecho muy popular por su sabor único y su fácil preparación. Esta combinación de ingredientes es una de las más populares entre los amantes de la cocina, y su facilidad para prepararla la hace una de las favoritas de los principiantes.

Esta tarta de queso y gelatina se ha convertido en un clásico en muchos hogares, y los amantes de la cocina han creado infinidad de variaciones a la receta. Esta receta es una excelente alternativa para servir en reuniones familiares o cualquier ocasión especial, ya que su sabor único es una de las principales atracciones.

Historia de la tarta de queso Philadelphia con gelatina

La tarta de queso Philadelphia con gelatina tiene una historia muy interesante. Su origen se remonta a la década de 1960, cuando la marca de queso Philadelphia comenzó a producir un queso cremoso y fácil de usar. Fue entonces cuando una mujer llamada Ruth Graves Wakefield decidió combinar este queso con gelatina para crear una tarta única y diferente. Esta receta se hizo muy popular y pronto se convirtió en un favorito en el hogar de muchas familias. Desde entonces, se han creado muchas variaciones de esta receta, pero siempre con el mismo sabor único y especial.

Lugares de consumo

En la actualidad, la tarta de queso Philadelphia con gelatina se ha convertido en un clásico en muchos hogares. Esta receta es muy popular entre los amantes de la cocina, quienes la preparan para eventos especiales, como cumpleaños y bodas. También es muy común encontrarla en restaurantes y cafeterías, donde es uno de los postres favoritos de los clientes. Además, muchos supermercados venden esta tarta como un postre preempaquetado para aquellos que no tienen tiempo para prepararla en casa.

Receta

Esta receta es fácil y rápida de preparar. Lo primero que necesitas es una lata de gelatina de sabor a tu elección, un paquete de queso Philadelphia, una taza de leche, una taza de azúcar y una cucharada de esencia de vainilla.

En primer lugar, mezcla el queso, la leche y el azúcar en un recipiente y revuelve hasta que estén bien mezclados. Después, agrega la gelatina y remueve hasta que se disuelva completamente. Por último, agrega la esencia de vainilla y mezcla nuevamente.

Ahora, toma un molde para hornear y coloca la mezcla en él. Luego, coloca el molde en el refrigerador durante al menos dos horas para que la mezcla se solidifique. Una vez que la tarta esté lista, puedes servirla con crema de menta o cualquier otro aderezo a tu preferencia.

La tarta de queso Philadelphia con gelatina es una receta clásica y fácil de preparar. Esta combinación de queso cremoso y gelatina se ha convertido en uno de los postres más populares entre los amantes de la cocina, y su facilidad para prepararla la hace una de las favoritas de los principiantes.

Esta receta es una excelente alternativa para servir en reuniones familiares o cualquier ocasión especial, ya que su sabor único es una de las principales atracciones.