Tarta de queso y arandanos

La tarta de queso y arándanos es un postre delicioso y refrescante, perfecto para compartir con la familia o amigos. Esta combinación de sabores tan particulares se ha convertido en un clásico de muchas reuniones familiares y fiestas.

La tarta de queso y arándanos es una receta fácil de preparar y, además, al ser un postre frío, no requiere de un horno para su preparación.

Historia

La tarta de queso y arándanos es una receta de origen americano que se remonta a principios de los años setenta. Se cree que fue en esa época cuando se empezaron a combinar estos sabores tan particulares para dar lugar a un postre refrescante y delicioso.

Aunque la receta original era mucho más simple, con el paso de los años, la tarta de queso y arándanos se ha ido perfeccionando, añadiendo diferentes ingredientes para enriquecer su sabor.

Lugares de consumo

La tarta de queso y arándanos es un postre de origen americano, pero con el tiempo se ha convertido en una receta popular en muchos países. Esta receta se puede encontrar en muchos restaurantes y cafeterías en todo el mundo. En Estados Unidos, por ejemplo, se puede encontrar en muchos lugares de comida rápida y en muchos supermercados. También se puede encontrar en muchos restaurantes en otros países, como Canadá, Reino Unido, España, Francia o Italia.

Receta

Ingredientes:

– 2 tazas de harina para todo uso
– 1/2 taza de azúcar
– 1/2 cucharadita de sal
– 1/2 cucharadita de polvo para hornear
– 3/4 taza de mantequilla sin sal, fría y cortada en cubos
– 1/4 taza de agua fría
– 2 tazas de queso crema
– 2 tazas de arándanos
– 1/2 taza de azúcar morena

Preparación:

1. Precalienta el horno a 350 °F.

2. En un tazón mezcla la harina, el azúcar, la sal y el polvo para hornear.

3. Agrega la mantequilla y mezcla con una cuchara hasta que quede una mezcla arenosa.

4. Agrega el agua fría y mezcla con una cuchara hasta que se forme una masa.

5. Reserva 1/2 taza de la masa para cubrir la tarta.

6. Estira la masa con un rodillo en una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga el tamaño de una lata de tarta de 9 pulgadas.

7. Coloca la masa en el fondo de la lata y presiona con los dedos para que quede bien ajustada.

8. En un tazón mezcla el queso crema y el azúcar morena hasta que esté bien incorporado.

9. Agrega los arándanos y mezcla bien.

10. Vierte la mezcla de queso y arándanos sobre la masa de la lata.

11. Espolvorea la masa reservada sobre la mezcla de queso y arándanos.

12. Hornea la tarta durante 45-50 minutos hasta que esté dorada.

13. Deja enfriar la tarta antes de servir.

En conclusión, la tarta de queso y arándanos es un postre delicioso y refrescante que se ha ganado el corazón de muchos a lo largo de los años.

Esta combinación de sabores tan particulares es perfecta para compartir con familiares y amigos en reuniones o en fiestas. La tarta de queso y arándanos es una receta sencilla de preparar y no requiere de un horno para su preparación. Sin duda, es un postre que no puede faltar en ninguna celebración.